A 105 años del natalicio de Octavio Paz

Además de diplomático, ensayista y poeta, Octavio Paz es considerado uno de los representantes de la literatura mexicana más importantes gracias a obras como el Laberinto de la Soledad. Fue reconocido con diversos galardones y distinciones, entre ellos, el Premio Nobel de Literatura (1990).

A 105 años de su natalicio, el Corredor Cultural Mixcoac organizó una serie de actividades que acercaron el legado de este autor a las comunidades universitarias de la Universidad Simón Bolívar, la Universidad Panamericana y el Instituto Mora; así como a vecinos de la zona.

La agenda de esta celebración se integró por las siguientes actividades: Concierto Tambuco, ensamble de percusiones; Visita guiada "Historias, leyendas y relatos de Mixcoac"; Mesa redonda a cargo de Julio César Posada, Jenevy Santillán, Maite Lot y Fernando Cámara; lectura de obra con comentarios de Roberto Bolaños Godoy (Fundación para las letras mexicanas); conferencia a cargo de la Dra. Elsa Di Biase (especialista en literatura hispanoamericana) y finalmente la presentación del proyecto gráfico-literario a cargo de Mexylo y editorial Praxis.

El 29 de marzo se llevó a cabo la Mesa redonda con intervenciones de la Mtra. Maite Lot Goicuría, Directora del Departamento de Arte y Cultura de la Universidad Panamericana; la Lic. Jenevy Santillán, directora de teatro quien ha montado la única obra de teatro que escribió Octavio Paz; el Lic. Julio César Posada, profesor de ortografía, redacción y técnicas de expresión oral en la Universidad Panamericana; y el Mtro.Fernando Cámara Puerto, profesor-investigador de tiempo completo en la Universidad Simón Bolívar y profesor de asignatura en el Centro de Estudios en Ciencias de la Comunicación.

Cada uno de los expositores compartió desde su perspectiva e interés, algunos de los aspectos que distinguen el trabajo de Octavio Paz, desde la influencia que el escritor tuvo de sus padres y abuelo, hasta el haber vivido en la zona de Mixcoac.

Paz fue un creyente del amor entre las personas y los pueblos, aspecto que reflejó no sólo en sus aportaciones literarias, sino al desempeñar su papel como diplomático. Los comentaristas agregaron que la mujer es una figura esencial en su obra, así como diversos aspectos de la naturaleza.

Con decenas de divertidos comentarios, anécdotas y referencias a la vida y legado de Octavio Paz, esta Mesa redonda envolvió a los presentes, que concluyó con una atenta invitación a retomar la obra de este autor, quien a pesar de ser un referente, ha quedado rezagado en la lectura de los mexicanos.