El diseño como arma para cambiar el mundo

Manuel Sosa es diseñador publicitario, creador de Design weapon, en donde se desempeña como estratega en branding. Además, trabaja como ilustrador para marcas como Fórmula 1 y grupos musicales, entre otros. 

Sosa, también es docente en diversas instituciones como la Universidad Autónoma de México (UNAM). En esta ocasión inició el ciclo de conferencias de Paroxismo - la más reciente edición de la Expo Diseño- con una interesante visión acerca del impacto que tiene el diseño actualmente a nivel social y cultural.

Junto a esta contextualización no es tan descabellado pensar en el diseño como un arma; capaz de “atacar”, influir, evocar emociones y, lo más importante, generar una reacción a ello. La respuesta más inmediata se dirige a nivel comercial, pues el diseño nos puede invitar a consumir productos o servicios, pero la propuesta que Manuel hace a los próximos diseñadores es a crear otro tipo de soluciones y propuestas: más positivas y con el objetivo de mejorar nuestro entorno.

“Actualmente tenemos acceso a una gran cantidad de estímulos visuales, los dispositivos digitales nos acercan a diferentes plataformas con conceptos muy variados: fotografías, videos, animaciones o ilustraciones. Lo importante es que al crear cualquiera de estos productos se busque una postura objetiva, los diseñadores deben de evitar posturas subjetivas sobre sus propios gustos”- añadió Manuel.

Para el cierre de su intervención, invitó a los asistentes a vivir diferentes tipos de experiencias, a exponerse a distintos escenarios para contar una mayor cantidad de referencias y conocer lo que conllevan los diferentes estilos de vida, para así desarrollar diseños mucho más empáticos y atractivos para diferentes tipos de audiencia.