La responsabilidad del uso correcto de los colorantes y conservadores

La Ingeniería de los Alimentos es una disciplina que resguarda muchos secretos. Para aclarar las dudas y mitos en torno a esta licenciatura, el Ing. Horacio Rodríguez Olivé, catedrático de la USBMéxico, impartió la ponencia: “Colorantes y Conservadores”, espacio en el cual explicó las diferencias, usos y consecuencias de dichas sustancias.


Dos de los principales elementos en la elaboración de los productos alimenticios hoy en día son los colorantes y los conservadores. Ambos tienen propiedades que deben ser analizadas para entender mejor su funcionamiento en los alimentos y en el cuerpo humano.


“Los conservadores y colorantes están presentes en el 80 o 90 por ciento de los alimentos que consumimos día a día. El ejemplo más claro son los dulces, bebidas y productos de supermercados. Cada uno, en diferente medida, está creado o modificado con elementos que les permiten sobrevivir más tiempo bajo ciertas características”. Mencionó el Ing. Horacio Rodríguez, quién también es Coordinador de este programa en la USBMéxico.


Es pertinente explicar que tanto los colorantes como los conservadores son aditivos, es decir, son sustancias que se incluyen en la formación de productos y que actúan como estabilizante, conservador o modificador de sus características para favorecer su apariencia o aceptabilidad.


En el caso de los conservadores, su principal función es retrasar o prevenir la aparición de bacterias en varios productos, incluidos los alimentos, medicamentos y productos de cuidado personal. Es por ello, que la Ingeniería en alimentos tiene el reto de utilizar los mejores conservadores para que los productos creados superen a los ya existentes en estos rubros.


Los conservadores pueden estar hechos de sustancias naturales como la sal o el alcohol. También pueden ser sintéticos, aunque no son los más saludables. Son precisamente los conservadores artificiales los que causan efectos dañinos en la salud de las personas.


Según una lista publicada por el portal WORLD HEALTH DESIGN entre los conservadores que provocan distintos tipos de cáncer se encuentran: nitrito de sodio, bromato de potasio, propilgalato, glutamato monosódico entre otros.


Debido a la peligrosidad de estas sustancias es muy importante que los consumidores conozcan los elementos que constituyen los alimentos que están ingiriendo. Aunque la realidad es que son pocos los que dedican tiempo a hacerlo. Es por lo anterior que la responsabilidad de los Ingenieros en Alimentos éticos es crear productos saludables que beneficien al consumidor sin poner en riesgo su salud.